Translúcido 011 | Vitró Decó

$500,00

Conocé nuestras opciones de envío

Te recomendamos utilizar vinilos translúcidos cuando quieras mantener la luminosidad del ambiente sin importar que se vea de un lado hacia el otro. En cambio, si tu prioridad es lograr mayor privacidad sin bloquear el paso de la luz, te aconsejamos colocar un vinilo esmerilado. 

Se puede aplicar fácilmente sobre ventanas, puertas, mamparas de baño y muchas superficies más.
Debido a la gran cantidad de variables de medidas, colores y diseños, podemos llegar a demorar hasta 7 días hábiles en prepararlos.

  • Es fácil de colocar.
  • Resiste el agua y la humedad.
  • Protege la superficie de manchas y rayones.
  • No deja residuos al retirarlo.
  • Ofrece mayor seguridad en caso de que se rompa el vidrio.

¿Cómo se coloca el vinilo translúcido?

  • Limpiá el vidrio dejándolo libre de polvo, restos de pintura o adhesivos de calcos.
  • En un pulverizador mezclá agua con 3 gotitas de detergente y rociá tanto la heladera como la zona adhesiva del vinilo. Es importante cubrir con bastante agua toda la superficie para que el vinilo pierda momentáneamente el efecto autoadhesivo.
  • Colocá el vinilo en el vidrio. Si quedó arrugado o torcido podes despegarlo suavemente y volver a colocarlo. El uso del agua permite levantar o mover el vinilo hasta que quede en la posición correcta.
  • Repasalo con una espátula para retirar el agua y una vez que el vinilo esté completamente seco, quedará adherido por completo.

¿Es fácil colocar un vinilo?
Si bien la  idea es que te animes a hacerlo solo, también ofrecemos el servicio de colocación a domicilio en La Plata, Capital Federal y alrededores.

¿Cuanto tiempo dura?
En interiores la durabilidad es ilimitada y en exteriores el material tiene una garantía de 5 a 7 años según el fabricante. 

¿Como se quita?
Simplemente comenzá a despegarlo desde un extremo. Si está muy adherido, podés ayudarte aplicando calor con un secador de pelo. 

¿Estropea la pintura al retirarlo?
Podés quitarlo sin inconvenientes, pero tené en cuenta que hay factores ajenos al material como el estado de la pared, de la pintura, si hay humedad o no.